Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Plataforma de terceros y autofacturación

Hablando de facturación, y aplicando la legislación actual a la modalidad electrónica, hay dos obligados tributarios:

  • un proveedor que está obligado a emitir y enviar telemáticamente las facturas en formato electrónico, si así lo ha autorizado expresamente el receptor, firmadas electrónicamente y conservar al menos su matriz y
  • un receptor que tiene la obligación de recibirlas y conservar las facturas en el mismo formato que las ha recibido.

El profesional o empresario puede cumplir él mismo con estas obligaciones y optar por sistemas propios con los que él mismo ejecuta todos los servicios de la facturación electrónica (emisión, firma, envío y conservación).

También puede optar por ceder y delegar estas obligaciones para lo que existen dos modelos de delegación:

Plataforma de terceros
  • El proveedor puede ceder la expedición, firma y envío de las facturas a un tercero y/o la conservación de las facturas o sus matrices.
  • El cliente destinatario, puede ceder la recepción y conservación de las facturas.
Esta opción simplifica las tareas y el esfuerzo, y normalmente el coste es proporcional al número de facturas electrónicas emitidas.

Autofacturación
  • Es el propio receptor de la factura quien emite la factura electrónica, de tal forma que es el propio cliente quien controla el formato y garantiza la conciliación contable.

Es muy importante tener en cuenta que siempre y en todo caso, independientemente del modelo elegido, los responsables últimos ante las Autoridades son los obligados tributarios, es decir el profesional o empresario (emisor) que debe expedir la factura y el cliente destinatario (receptor).